sábado, 2 de febrero de 2008

Todo por el poder

"Los socialistas de Burgos satisfechos con la inversión del Gobierno en la provincia"

Y qué debe hacer un buen burgalés, sino agradecer lo bueno que ha sido Zapatero con los pobres burgaleses votándole el próximo nueve de marzo y así, ayudar al bueno de Jimenez a encontrar acomodo en Ferraz.
O en el PSOE provincial piensan que los burgaleses somos deficientes mentales; o bien han llegado a extremos de fundamentalismo tal, que son incapaces de aceptar que su Dios ZP no ha dejado parte del paraíso en Burgos.
El discurso conformista y pelota es inherente a los pequeños caciques de provincias que siguen como ciegos a sus profetas de Valladolid y Madrid lanzando arengas y dogmas de fe con el fin de convertir infieles antes de las Cruzadas del nueve de marzo.