lunes, 19 de mayo de 2008

Poco más que decir


"SUICIDIO COLECTIVO"

"Hermanos hasta la muerte, primos en vida. Palencia y Burgos protagonizaron un suicidio colectivo que les conduce a ambos a la Tercera División... La imagen final tardará en borrarse en la memoria y entrará ya en la historia negra del club morado: los veintidós jugadores tumbados en el campo, con lágrimas en los ojos, las mismas que brotaban en los rostros de las dos aficiones, que se consolaban mutuamente...Lágrimas, sollozos, desesperación, incredulidad. Los dos equipos hermanos se van de la mano a Tercera. EnNavarra se estarán frotando las manos. Más que hermanos, nos llamarán primos."

Diario Palentino