sábado, 26 de enero de 2008

Amén de otras calles y plazas

Leo en burgosdigital.es que una de las nuevas rotondas de la capital ha sido agraciada con un nombre católico, apostólico y romano: Escrivá de Balaguer, fundador de la "progresista" institución del Opus Dei. Argumentan encantados los políticos burgaleses que se cumplen setenta años de la estancia del santificado personaje en la capital castellana y que durante aquella época realizó la tesis sobre la insigne Abadesa de el Real Monasterio de las Huelgas.
¿Y qué culpa tiene la rotonda?, me pregunto yo.